Torrijas de Semana Santa.

Ingredientes para 4 personas
4 rebanadas de pan del día anterior
1 vaso de leche entera,
2 naranjas de zumo,
1 huevo
5 cucharadas de azúcar

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Cómo hacer torrijas de naranja

Comenzamos sacando unos pelitos de la piel de naranja ayudados del oportuno utensilio, o si no, con un cuchillo afilado. Esta piel sin albedo (sin lo blanco), dará un aroma estupendo a la leche porque como en todas las recetas de torrijas, necesitamos un líquido en el que empapar el pan del día anterior.

Ponemos la leche a calentar en un cazo y le añadimos 2 cucharadas de azúcar y los pelillos de piel de las naranjas, dejando que cueza durante unos minutos para que emulsione y se llene de aroma.

Mientras cuece, hacemos un zumo con las dos naranjas y lo ponemos en otro cazo con otras tres cucharadas de azúcar, dejando que hierva y reduzca hasta hacerse un almíbar espesillo. Esta será la salsa especial de nuestras torrijas de zumo de naranja.

Empapamos las rebanadas de pan en la leche aromatizada, las pasamos por huevo batido y las freímos en abundante aceite caliente hasta que están doradas. Servimos las torrijas cubiertas del almíbar de naranja y decoramos con más pelillos de piel de naranja.

Degustación

En esta época, antes de que llegue oficialmente la Semana Santa es cuando más se disfrutan las torrijas en mi casa. Personalmente, estas torrijas de naranja me encantan para merienda y especialmente si las tomo recién hechas, aún templadas. ¿Os apetecen estas torrijas diferentes?

Haga su pedido (click aquí)