Tarta de queso, chocolate y naranja

Ingredientes

Base

No podría precisar la cantidad exacta empleada, sólo que no debe quedar demasiado graso ni muy una base no gruesa.

-150 gr. galletas tipo Digestive.

-50 gr. mantequilla fundida.

Relleno

300 gr. de queso crema (tipo Philadelphia)

-250 gr. de azúcar 2 huevos grandes (=120 gr.)

-600ml de zumo de naranja natural.

-160 gr. de chocolate al 60% de cacao.

Un zumo de naranja natural, en la tarta conseguimos todo el sabor (equivalente a más de 600 ml de zumo de naranja) sin añadir exceso de líquido.

Cobertura

-15 ml. de concentrado de zumo de naranja.

-170 gr. de nata fresca espesa (30% MG.).

-40 gr. de azúcar. (1)

Precalentamos el horno a 160º C.

tarta queso.jpg

Base.

1) Preparamos un molde “desmontable” de 20 cm. de diámetro forrando la base con papel vegetal de hornear, engrasando y enharinando ligeramente la base y las paredes del molde. Retiramos el exceso de harina con un ligero golpecito. Trituramos las galletas con triturador de cuchillas hasta hacerlas polvo. Fundimos la mantequilla durante unos segundos en el microondas y la añadimos a las galletas, añadiendo la cantidad justa, de modo que no quede demasiado compacta. Cubrimos la base del molde de modo que no quede demasiado gruesa, más bien fina. Introducimos en el horno durante unos 10 minutos mientras seguimos preparando el resto de la tarta, así quedará más compacta y no se deshará. También podría introducirse en el frigorífico.

Relleno

2) Troceamos el chocolate y lo fundimos al baño María o en el microondas en pequeños intervalos de unos segundos, hasta que al remover con una espátula se derrita con relativa facilidad. Retiramos la base del horno y, sin apagar el horno, depositamos agua en la/s bandeja/s para preparar el baño María. En un cuenco grande mezclamos delicadamente el azúcar con el queso hasta que no tenga grumos y forme una crema homogénea. Añadimos los huevos, uno a uno, mezclando suavemente con un batidor de varillas. Vertemos el concentrado de zumo, mezclamos. Por último, añadimos los 160 gr. de chocolate fundido, mezclando con cuidado y sin que coja aire.

(3) Rellenamos el molde de la tarta, introducimos en el horno precalentado y horneamos durante 50 minutos. Dejamos dentro del horno un poco más, entre un cuarto de hora a media hora, para que no se baje de inmediato y siga haciéndose. Como estaba a otras cosas lo he dejado más tiempo, obteniendo un resultado igual de jugoso. Introducimos la tarta en el frigorífico durante toda la noche. Mejor durante toda la noche o un par de días después, gana sabor.

(4) Cuando haya estado algo en el frigorífico la cubriremos con la cobertura. Para preparar la cobertura mezclamos la nata con el azúcar, cuidadosamente para que no so vuelva demasiado fluida. Añadimos el zumo concentrado y cubrimos la tarta, alisándola o dándole una apariencia más o menos rústica. Dejamos que enfríe en el frigorífico durante toda la noche.  

Haga su pedido (click aquí)