"La clementina Clemenules está muriendo por su éxito"

25/01/2016 :: Hace alrededor de 10 días que hemos terminado la recolección de Clemenules, que terminará de venderse esta semana. En estos momentos continuaremos con Hernandina, Ortanique y Nadorcott”, cuenta Pascual Pla Broch, presidente de la cooperativa Nulexport, de Nules, Castellón.


El calor ha afectado a la calidad y las ventas de Clemenules
Mientras que el año pasado hubo una superproducción de Clemenules, con alrededor de un 25% más de producción de lo habitual, este año se ha dado la situación opuesta. El descenso de los volúmenes puede llegar al 30% este año, en el que la campaña ha sido más corta.

“Pese a que la temporada lleva un adelanto significativo por las altas temperaturas, ha sido muy aceptable en precios hasta las fiestas navideñas. Las altas temperaturas terminaron por afectar la calidad de las Clemenules y la demanda se estancó. Hoy por hoy, el mercado todavía es reticente a terminar de consumir los últimos volúmenes disponibles. Y es que no es normal que en diciembre, cuando las temperaturas máximas deberían ser de entre 10-14 grados, estuviésemos por encima de los 25 grados”, explica Pascual Pla.Ahora el frío está llegando a Europa, y puede hacer que repunten las ventas y los precios, aunque debería haber hecho más frío dos meses atrás para que se hubiese dado una demanda más estable”, añade el presidente de la cooperativa.

Continúa descendiendo la superficie plantada
La producción de Clemenules ha descendido en las últimas campañas y, de acuerdo con Pascual Pla, se prevé que continúe disminuyendo en los próximos años.  “Clemenules está en el mercado más de 50 años y sus mejores años han quedado atrás. Es una variedad que está muriendo por su éxito. Sus buenos retornos en su tiempo dieron lugar a que se plantara en abundancia tanto en España como en el resto del mundo, lo que dio lugar a una producción mayor de la que el mercado puede absorber”.

En la provincia de Castellón, alrededor del 90% de las clementinas plantadas son Clemenules, aunque esta tendencia va ya a la baja.
 
“Por diversos factores, como el paso de pies amargos a más tolerantes, el riego localizado y el cambio que parece estar sufriendo el clima, la campaña de Clemenules se ha acortado casi un mes tanto en recolección como en comercialización. Su producción se concentra en un período más corto y sus retornos no son los que eran. Ahora los agricultores la están cambiando por variedades más tempranas y tardías o incluso por frutas como el kaki, la granada o el kiwi”.

Haga su pedido (click aquí)