La Dieta de la Naranja

07/01/2013 ::

La naranja es la fruta que reina durante el tiempo de frío tanto por su sabor fresco, dulce y perfumado, como por sus excelentes bondades para la salud. Una de las grandes propiedades de las naranjas es que son un alimento depurativo y desinfectante que se puede emplear de forma terapéutica en los siguientes casos:

Para limpiar las encías y la lengua:
El beber poco a poco su jugo manteniéndolo en la boca, ayuda a desinflamar las encías y evita la sequedad bucal. El jugo de naranja ayuda a sanar llagas de la boca, la lengua partida o la suciedad.

Al frotar su cáscara en las encías (después de lavar bien los dientes), ayuda a limpiarlas y a evitar las encías sangrantes.
Aplicar la piel blanca (interior) de la naranja sobre las llagas, ayuda a secarlas y a evitar que se propaguen.

Limpiar infecciones de la garganta:
Su jugo es ideal para descongestionar residuos tóxicos y bacterias acumuladas en la garganta y amígdalas. Para curar la garganta con jugo de naranjas, es necesario tomar un litro de jugo de naranja en la mañana, en ayunas, y otro litro por la tarde, sin mezclar con las comidas. Es necesario no colar el jugo pues el bagazo es una especie de fibra que ayuda a lavar la garganta.

Depurar los intestinos: si los intestinos no están limpios, el organismo no puede estar sano. Ponerse a dieta de solo jugo de naranja durante 24 horas tres veces al mes, es una forma muy efectiva de remover los posibles residuos y depósitos de desechos acumulados en los intestinos.

Bajar de peso y recobrar la salud con la dieta de la naranja:
Para bajar de peso, es necesario, como se menciona arriba, tomar dos litros de jugo de naranja en el día, uno en ayunas y otro en la tarde. Es necesario que el jugo se tome al menos 30 minutos antes de consumir otro alimento y después de 2 horas de haber comido. El jugo debe ser fresco (recién exprimido) nunca jugo almacenado. Esta dieta ayudara a arrastrar y desprender la grasa acumulada y excesiva en el organismo así como los desechos y tóxicos que pueden ser la causa del sobrepeso, hay que tomarlo con todo y el bagazo y, de ser posible, pelar la naranja y comerla en gajos.

Con esta dieta, además de bajar de peso, el cuerpo se beneficiará porque:

Se limpia la sangre, el hígado y la piel.
Disuelve los residuos del estómago.
Ayuda a sanar úlceras.
Previene y ayuda a sanar infecciones.
Ayuda a cicatrizar heridas.
Ideal para tratar la pancreatitis.
Hace fluida la bilis y el jugo del páncreas.
Combate el estreñimiento.
Se usa para tratar hemorroides.
Fortalece el sistema inmunológico.
Remueve mucosidades acumuladas.
La naranja desinfecta y depura el colon.
Refuerza y sana los riñones y las glándulas.
Ayuda a tratar de forma efectiva quistes, ulceraciones, tumores e inflamaciones de la vejiga.



Haga su pedido (click aquí)