@ (arroba) y las naranjas

24/11/2009 :: En el campo valenciano, la mayor parte de las transacciones de compraventa de naranjas y mandarinas sigue estableciéndose a tanto la arroba, sobre todo en las negociaciones preliminares. La arroba sigue siendo la unidad por antonomasia que se usa en Valencia con las naranjas; en las mandarinas, frutos más menudos, se va sustituyendo en algunas zonas la arroba por los kilos, aunque la arroba sigue siendo aún mayoritaria en el trato de palabra.

Hoy todo el mundo conoce y domina el signo @. Es indispensable para enviar correos electrónicos y se ha convertido en el símbolo de internet. Pero ¿de dónde procede? ¿Por qué la llamamos arroba? Y, sobre todo, ¿qué es una arroba? Tenemos una idea vaga de que se trata de una vieja unidad de peso o de volumen, pero, ¿se sigue utilizando hoy en día? Pues sí, aparte de la Red, como signo y también como concepto, la @ se usa a diario en algunas regiones y para una actividad económica muy concreta; es unidad de peso plenamente vigente en la agricultura.
En las comarcas de Valencia, y también en parte de Castellón y Alicante, por ejemplo, las naranjas y las mandarinas se siguen vendiendo, pesando y pagando a tanto por arroba, que pesa 12,78 kilos. Existen muchos tipos de arrobas, de peso y de volumen, aunque en la mayoría de los casos son medidas que apenas perviven en la memoria de los más mayores o en usos muy locales y limitados. Sin embargo, hasta hace pocas décadas, multitud de transacciones agrícolas y ganaderas se hacían por arrobas, cuyos valores oscilaban, según regiones y comarcas, entre unos 10 y 16 litros o kilos. Por arrobas se pesaban los animales de granja o se medía el vino. En este último caso, una arroba equivalía a 16 litros, y hasta hace poco era frecuente la utilización de garrafas con esta cabida. Una derivación de ello es que aún podemos comprar en supermercados agua mineral en garrafas de 8 litros, es decir, como si fuera media arroba.
En el campo valenciano, la mayor parte de las transacciones de compraventa de naranjas y mandarinas sigue estableciéndose a tanto la arroba, sobre todo en las negociaciones preliminares. La arroba sigue siendo la unidad por antonomasia que se usa en Valencia con las naranjas; en las mandarinas, frutos más menudos, se va sustituyendo en algunas zonas la arroba por los kilos, aunque la arroba sigue siendo aún mayoritaria en el trato de palabra.
La gente del campo suele hablar todavía en pesetas; y en naranjas, por arrobas; aunque después, al traducir lo acordado al contrato, se pone en euros y, en ocasiones, en kilos, pero no siempre. La mayoría de las veces, en esos contratos o albaranes se expresan los euros pactados por arroba, y para ello se utiliza el símbolo @, no desde ahora, cuando este carácter es bien conocido, sino desde siempre. En el mundo naranjero valenciano, que comenzó a desarrollarse hace más de dos siglos, una arroba de naranjas ha sido siempre una @, 12,78 kilos.
En el Museo de la Naranja de Burriana (Castellón) pueden verse documentos comerciales antiguos en los que figura la @, y hoy mismo es corriente que los vales de recolección en el campo expresen los datos en tantas arrobas recogidas, simplificando el dato con la @, o bien con el número de cajones llevados, con 1,5 @ por unidad.
Por facilitar las tareas, comienza a extenderse la práctica de pesar la carga entera de los camiones en las grandes básculas de los almacenes de selección y empaquetado de la fruta. Luego, si conviene, los kilos se traducen a @. En otras situaciones se sigue pesando en el campo, caja a caja. Para ello se utilizan unas sencillas básculas provistas de dos pesas de hierro y contrastadas, una de @ y otra de media. Ambas se colocan en un cajón y sobre uno de los anchos platos de la báscula. En el otro se deposita un cajón con las naranjas. Cuando el fiel se equilibra, ya está el peso ajustado de 1,5 @.
Estas pesas y la báscula se siguen vendiendo en ferreterías especializadas, y hay citricultores veteranos que mantienen, como reliquias, viejas pesas hechas a base de cincelar duras piedras. Hoy en día, la Lonja de Cítricos expresa sus cotizaciones semanales en kilos y en arrobas, y usa el popular signo @.
VICENTE LLADRÓ

Compartir

Haga su pedido (click aquí)